Empecemos por entender qué es el sexting. Se trata de compartir imágenes o videos íntimos o explícitos que presentan actos sensuales o desnudez a través de mensajes digitales. 

Si bien no es cosa de todos, algunas personas realmente lo disfrutan y lo encuentran como algo positivo para mantenerse en contacto con sus citas y parejas. Pero como casi todo lo que tiene que ver con la intimidad, hay cuestiones de seguridad que debes tener en cuenta. 

¡Toma esto en serio!

– Una vez que envíes tus imágenes candentes no hay forma de deshacer esa acción.

– Tus fotos podrían utilizarse para manipularte en el futuro.

– Si estas se filtran en línea, podrían afectarte mental y emocionalmente.

– ¿Qué pasaría si tus conocidos se enteran de lo que hiciste?

Sextear puede ser una excelente manera de conectarte íntimamente con tu pareja cuando no están juntos en el mismo lugar, cuando deseas darle más impulso a la pasión o al explorar tu propia sensualidad.

Ahora te daremos algunos consejos para un sexting más seguro.

Mandar fotos subidas de tono puede ser divertido, pero eso no significa que sea seguro. Si decides enviarlas, hay algunas cosas que puedes hacer para protegerte:

1. Nunca incluyas tu cara.

Por aterrador que suene, todo lo que se necesita para que las cosas salgan mal en este ámbito del romance, es una persona que comparta sus fotos más atrevidas con el mundo sin tener en cuenta el peligro de mostrarse en ellas. 

Es por eso que, deberías considerar no enmarcar tu rostro en aquello en envías. Esto también cuenta para otras de tus características más identificables, como tatuajes o lunares muy particulares.

2. No envíes nada si tomaste alcohol de más.

Si beber y enviar mensajes de texto no se deberían mezclar. Entonces tomar y mandar fotos con un contenido más picante es definitivamente un enorme riesgo.

3. Apaga cualquier servicio en la nube.

Antes de comenzar a sextear, asegúrate de que cualquier servicio en la nube se encuentre apagado. Ya que, no querrás tener una copia de esas fotos o videos en un espacio tan abierto o vulnerable como el internet.

4. Hazlo a través de un dispositivo seguro.

Si tienes varios aparatos conectados entre sí, piénsalo dos veces antes de enviar tus fotos. Hay aplicaciones de mensajería que unen el contenido que compartes. Puede ser algo peligroso si tienes evidencia de tus travesuras.

5. Elimina las imágenes lo antes posible.

De esta manera, evitarás caer en un momento vergonzoso cuando le estés mostrando fotos a tus amigos o familiares y de repente descubran lo que haces en tu habitación a escondidas.

Por otra parte, si te preocupa que tu pareja o interés pasional no sea tan cuidadoso, habla con sinceridad del asunto y así ambos estarán en la misma sintonía.