El cuchi-cuchi no lo es todo en una relación, pero ciertamente cuenta mucho. Y lograr una vida íntima saludable puede llevarte tiempo, esfuerzo y autoconocimiento. Pero, de nuevo, ciertamente vale la pena el esfuerzo. Sin embargo, cuando estés en el proceso de crear una relación más positiva, hay algunas señales de alerta que no debes ignorar.

Básicamente, una relación pasional saludable te hará sentir bien contigo mismo. Ya sea que tú y tu pareja estén juntos por una noche o por el resto de sus vidas, es crucial mantener una buena base de respeto y amabilidad mutua.

Por otro lado, estos signos pueden revelar que la persona con quien compartes tu habitación no te hace bien. Y aunque muchos problemas se pueden resolver, otras veces es mejor simplemente separarse. 

A continuación, te describimos algunas señales o alertas rojas que debes tener en cuenta al momento de compartir tu intimidad:

1. Se burla de ti o te minimiza.

Incluso si es algo casual, hacer el delicioso con alguien implica cierta confianza y respeto. Pero si tu pareja te hace comentarios burlones sobre tu cuerpo, técnicas amatorias o experiencias pasadas ​​no debe tener cabida en tu corazón, ni en tu cama. 

2. Sólo se preocupa por su propio placer.

Es verdad que, no todos sienten la necesidad de alcanzar el clímax en cada encuentro íntimo. Pero si a tu pareja no parece importarle en absoluto tu éxtasis, entonces puede ser hora de cortar y correr. ¿Cuál es el punto de estar con alguien así?

3. Te presiona para hacer cosas que no quieres.

Esto no es genial, incluso si te lo hace parecer como un cumplido. Si dices que no estás dispuesto a hacer el delicioso en algún momento, pero tu pareja sigue insistiendo, entonces es una señal de alerta. Tampoco es necesario que huyas despavorido. Puedes intentar solucionar este inconveniente siendo inteligente y hablando sinceramente con tu pareja, para que entienda realmente donde están tus límites.

4. No hay suficiente química entre ustedes.

Querer mantener las cosas informales está perfectamente bien, y el ñiqui-ñiqui no tiene por qué ser igual en una relación seria y en otra de solo una noche. Pero si tu compañero de pasión no se esfuerza en nada por mantener el amor o la pasión en el dormitorio y en cambio, te mantiene en una especie de limbo, entonces es posible que desees salir de esa unión. La comunicación honesta es la clave.

5. No le gusta usar protección.

Si tu pareja te invita a tener relaciones sin utilizar algún método de protección, o no le importa prevenir un embarazo… no está bien. Esta es una señal de advertencia muy obvia de que no le interesa tu salud o su propio bienestar. Además de ello, hacerte una prueba para descartar cualquier enfermedad es necesario. Todos conocemos los riesgos y es mejor prevenir que lamentar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here