Si estás considerando hacer el delicioso por otra zona diferente a la tradicional, probablemente tengas algunas preguntas: ¿cómo debes prepararte? ¿necesitas relajarte y disfrutar el momento? ¿qué decirle a tu pareja si te está lastimando?

Tranquila, llegaste al lugar indicado… No hay nada de qué preocuparte.

Además de la higiene, la antelación y la buena comunicación, el delicioso por el chiquito es como otros tipos de encuentros íntimos, pero por todo el tabú que lo rodea puede resultar más excitante y a la misma vez abrumador, sobre todo para los más nuevos.

Afortunadamente, hay muchas formas de familiarizarse antes de probarlo. Estas son algunas de las preguntas que más intrigan a quienes desean probar esta nueva posición en la cama. Prepárate y haz que tu primera vez al estilo perrito sea segura, cómoda y placentera.

1. ¿Debes tener mejor higiene?

Antes de comenzar con tu sesión de ejercicio pasional, ve al baño y lava bien toda la zona. Es importante que no queden residuos cerca, los cuales acabarían con el placer de inmediato.

2. ¿Por qué debes usar protección?

El riesgo de adquirir una enfermedad o infección es mayor durante esta posición, por lo que es bueno que siempre uses condón cuando decidas practicar el delicioso. Cuídate y protege también a tu pareja.

3. ¿Cómo comenzar con los juegos previos?

Debes tener algo en cuenta, tu mente tiene que estar relajada y lista para la acción trasera. Y para ello, te recomendamos participar en algunos juegos previos, como besos en la zona o un ligero masaje con lubricante y así tus músculos se suavizarán lo suficiente para que estés más cómoda.

4. ¿Deberías usar lubricante?

Tu entrada chiquita no produce su propia lubricación, por lo que es importante que uses mucho lubricante. Tanto el que es a base de silicona como el de agua son seguros para usarlos con condones de látex.

Por otro lado, si estás usando un juguete travieso, usar demasiado lubricante hará que se deteriore. Solo humecta el borde de tu zona y prepárate para la diversión.

5. ¿Cómo tener una buena comunicación sobre este tema?

Habla con tu pareja con sinceridad, explícale tus miedos o preocupaciones. Si es tu primera vez, podrías incluso pedirle que sea amable al estar contigo y solo aumente la intensidad cuando estés relajada y sin dolor.

La finalidad es que ambos lo disfruten, por lo que, siempre debe de estar abierta una línea de comunicación y sugerencia. Dile cómo te sientes y si quieres parar, no te quedes con esa incomodidad solo en tu mente.