Cuando pensamos en el cuchi-cuchi, nuestro cerebro muchas veces nos lleva al tacto. Pero, ¿por qué deberíamos detenernos ahí? Debido a que nuestros sentidos se impulsan en ese momento, tenemos la oportunidad de ser más conscientes de cómo involucramos al completo en la intimidad.

Una de las mejores maneras de ayudar a identificar los placeres cotidianos es con tus sentidos. Puedes apreciar con placer cuando el sol golpea tu cara, cuando hueles flores hermosas o al escuchar tu música favorita. Si puedes involucrar constantemente tus sentidos en tu día a día, abre tus puertas a más experiencias y conexiones sensoriales en tu dormitorio.

Tus cinco sentidos (tacto, olfato, vista, gusto y oído) envían mensajes a tu cerebro sobre cómo percibes el mundo que te rodea. La interacción entre tus órganos sensoriales y sistema nervioso te mantienen seguro y saludable.

Y básicamente, eso se convierte en una calle de doble sentido entre el resto de tu cuerpo y tu cerebro, cuando hablamos de las sensaciones que encienden tus experiencias durante el delicioso. Entonces, ¿qué podrías hacer con esta información? ¡Llevarla a tu dormitorio e impulsar mejor tu pasión!

Aquí te regalamos algunas formas creativas de mejorar tus rutinas íntimas junto a tus sentidos:

1. Toca.

Experimenta con el toque variable. Esto puede significar jugar con la cantidad de presión que estás aplicando, la velocidad con la que estás tocando a tu pareja y los movimientos que estás usando. Para ello, no solo utilices las palmas de tus manos. Las yemas de tus dedos, piernas y boca pueden proporcionar una experiencia de cuerpo completo cuando deseas impulsar tu tacto.

2. Escucha.

¿Sientes que los susurros en tu oído te ponen la piel de gallina? ¿Hablar sucio aumenta tu excitación? ¿Qué pasa con los gemidos? Para algunos, este tipo de sensaciones, junto a las canciones con letras íntimas realmente puede aumentar la pasión con la que amas a tu pareja por las noches.

3. Olfatea.

Incorporar aromas, como las velas, aceites esenciales o incienso pueden ser una gran ventaja para tu dormitorio. ¿Quieres sentirte relajado en el momento? ¿O un poco más sensual? Siéntete libre de usar cualquier fragancia que te atraiga y que te brinde placer. 

4. Degusta.

Emplear tu lengua puede parecer obvio. Pero mucha gente se olvida de utilizar la boca durante la intimidad. Al ralentizar las cosas y explorar con tus labios, se abre una variedad de sensaciones de las que quizás no hayas sido consciente aún.

Además, incorporar comida te hará pasar un buen rato, especialmente si no te preocupa hacer un desastre. Ábrete a esta nueva experiencia y emplea crema batida para más placer y excitación.

5. Observa.

El simple hecho de ver a tu pareja experimentar el goce que le das puede ser increíblemente apasionante para muchas personas. Y no hay necesidad de detenerte allí. Echa un vistazo a tu cuerpo y cómo se adapta al de tu pareja. Tal vista es un gran potenciador para un buen delicioso.

También debes sentirte libre de pensar fuera de la caja y atreverte a usar algo con lo que te sientas empoderado. Sea lo que sea, integrar algo que profundice tu energía durante la intimidad, te dará un extra de magníficas sensaciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here