Experimentar más de un orgasmo durante el delicioso puede aumentar dramáticamente tu placer. Aprende a llegar al clímax múltiples veces probando estas técnicas y aumenta así tus noches de amor. Siendo lo principal, la paciencia contigo misma. Es un proceso que lleva tiempo.

Comencemos al definir ¿Qué son los clímax múltiples?

Se trata de una serie de éxtasis distintos y seguidos que se generan en el suelo pélvico. 

Esta experiencia parece ser mucho más común en las mujeres que en los hombres, ya que la eyaculación de él inicia un período refractario más prolongado (digamos que sus partes nobles no se recuperan tan rápido). 

Dicho esto, es momento de que compartamos contigo 8 consejos para que alcances explosiones múltiples de placer. Recuerda usarlos para aprender más sobre tu propio placer o ponerlos en práctica junto a tu pareja para darle más vida a tus encuentros íntimos.

1. Relájate. 

Comenzar una actividad sensual con el objetivo de alcanzar sensaciones múltiples, puede ejercer mucha presión sobre ti. Cuando pongas en marcha tus técnicas amatorias, abraza la posibilidad de aumentar tu placer y aceptar que puedes o no experimentar una gran llegada. Respira profundamente durante la estimulación para mantener tu mente y cuerpo relajados.

2. Haz ejercicios de Kegel. 

Esto implica tensar y relajar los músculos del suelo pélvico, lo que te brinda más control sobre tus músculos. Fortalecer esta zona puede conducirte a tener más pasión, e incluso que sea más intensa. Contraer estos músculos mientras tocas tu zona erógena o haces el delicioso con tu también puede intensificarlo todo.

3. Practica tocando tus bordes. 

Este es un método para extender tu excitación, tan solo debes acercarte al punto que te da más placer y luego posponerlo un poco. Es clave para una sesión maratónica de placer múltiple y no es necesario que lo hagas solo, tu compañero de aventuras te ayudará a aumentar tu resistencia e incluso a entrenar tu cuerpo para alcanzar la máxima delicia en una sola sesión.

4. Usa mucho lubricante. 

En pocas palabras, el lubricante hace que el delicioso se sienta mejor. Incluso si tu cuerpo produce suficiente gel natural, agregar más a la mezcla puede extender tu goce, especialmente en el transcurso de las sesiones más largas, en las que tienes muchas explosiones de amor.

5. Estimula diferentes zonas erógenas. 

Si un lugar de tu cuerpo se siente sobreestimulado, intenta estimular otra área. Para las chicas, si la estimulación del clítoris se siente demasiado sensible después de la primera llegada, retrocede e intenta estimular otro punto en su lugar. Por otro lugar, los hombres pueden intentar extender su clímax cambiando de posición para mantener las cosas interesantes (y cómodas).

6. Sigue trabajando durante el periodo de tranquilidad. 

Muchas personas descubren que no responden o que son incómodamente sensibles después de llegar por primera vez. Si necesitas tomarte un descanso del contacto íntimo, aún puedes tocar otras partes de tu cuerpo para prolongar la excitación. Este es un buen momento para algunas técnicas de juegos previos, como los masajes.

7. Practica llegar al clímax sin expulsión. 

Para muchos hombres, la explosión final de la pasión hará que no respondan a más estimulación. Por lo que, una forma de evitar esto es practicar tener el clímax sin eyacular contrayendo los músculos del piso pélvico, justo antes de la llegada.

8. Agrega juguetes a la diversión. 

Ya sea un vibrador u otro que caliente tus zonas erógenas, puede ser la clave para aumentar tu estimulación y así disfrutar al tener éxtasis varias veces.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here